TECNOLOGÍA 4ESO – PROYECTO 3: DISEÑO DEL NUEVO EDIFICIO DEL IES LA PATACONA

by elenag

Nunca pensé que empezaría a escribir un post diciendo que “soy realmente idiota”… Pero, voilà, aquí está ese post, creo que no podría empezar a escribirlo de otra manera más que diciendo esto, que soy realmente idiota, en el mismo sentido en que se define Cortázar en su libro “La vuelta al día en ochenta mundos”, por supuesto, salvando todas las distancias…

HAY QUE SER REALMENTE IDIOTA PARA … 

Hace años que me doy cuenta y no me importa, pero nunca se me ocurrió escribirlo porque la idiotez me parece un tema muy desagradable, especialmente si es el idiota quien lo expone. […]

[…] Recaigo en la conciencia de que soy idiota, de que cualquier cosa basta para alegrarme de la cuadriculada vida…

[…] Ahora estoy seguro de que no ser idiota es una de las cosas más importantes para la vida de un hombre, hasta que poco a poco me vaya olvidando, porque lo peor es que al final me olvido, por ejemplo acabo de ver un pato que nadaba en uno de los lagos del Bois de Boulogne, y era de una hermosura tan maravillosa que no pude menos que ponerme en cuclillas junto al lago y quedarme no sé cuánto tiempo mirando su hermosura, la alegría petulante de sus ojos, esa doble línea delicada que corta su pecho en el agua del lago y que se va abriendo hasta perderse en la distancia. Mi entusiasmo no nace solamente del pato, porque a veces puede ser una hoja seca que se balancea en el borde de un banco, o una grúa anaranjada, enormísima y delicada contra el cielo azul de la tarde, o el olor de un vagón de tren cuando uno entra y se tiene un billete para un viaje de tantas horas y todo va a ir sucediendo prodigiosamente, el sándwich de jamón, los botones para encender o apagar la luz (una blanca y otra violeta), la ventilación regulable, todo eso me parece tan hermoso y casi tan imposible que tenerlo ahí a mi alcance me llena de una especie de sauce interior, de una verde lluvia de delicia que no debería terminar más. Pero muchos me han dicho que mi entusiasmo es una prueba de inmadurez (quieren decir que soy idiota, pero eligen las palabras) y que no es posible entusiasmarse así por una tela de araña que brilla al sol, puesto que si uno incurre en semejantes excesos por una tela de araña llena de rocío, ¿qué va a dejar para la noche en que den King Lear? A mí eso me sorprende un poco, porque en realidad el entusiasmo no es una cosa que se gaste cuando uno es realmente idiota, se gasta cuando uno es inteligente y tiene sentido de los valores y de la historicidad de las cosas, y por eso aunque yo corra de un lado a otro del Bois de Boulogne para ver mejor el pato, eso no me impedirá esa misma noche dar enormes saltos de entusiasmo si me gusta como canta Fischer Dieskau. Ahora que lo pienso la idiotez debe ser eso: poder entusiasmarse todo el tiempo por cualquier cosa que a uno le guste, sin que un dibujito en una pared tenga que verse menoscabado por el recuerdo de los frescos de Giotto en Padua. La idiotez debe ser una especie de presencia y recomienzo constante: ahora me gusta esta piedrita amarilla, ahora me gusta “L’année dernière à Marienbad”, ahora me gustas tú, ratita, ahora me gusta esa increíble locomotora bufando en la Gare de Lyon, ahora me gusta ese cartel arrancado y sucio. Ahora me gusta, me gusta tanto, ahora soy yo, reincidentemente yo, el idiota perfecto en su idiotez que no sabe que es idiota y goza perdido en su goce, hasta que la primera frase inteligente lo devuelva a la conciencia de su idiotez y lo haga buscar presuroso un cigarrillo con manos torpes, mirando al suelo, comprendiendo y a veces aceptando porque también un idiota tiene que vivir, claro que hasta otro pato u otro cartel, y así siempre.

Julio Cortázar, La vuelta al día en ochenta mundos

Quiero agradecer de todo corazón a mis alumn@s de 4ESO su constante contribución a mi idiotez durante los cuatro años que llevamos trabajando juntos. Nosotr@s llegamos al instituto al mismo tiempo, hace 4 años y desde entonces, y cada curso, en cada proyecto que les he planteado, se han entusiasmado conmigo… Llega el momento de despedir esta etapa juntos y no podríamos hacerlo de mejor manera… ¡Vais a ver qué maravilla! Para mi era muy importante despedir estos cuatro años, en los que hemos compartido aula y vida, de una manera especial, quería agradecerles muchas cosas y muy importantes y bonitas con un proyecto final que estuviera a su altura… Así que nuestra propuesta para el proyecto final de 4ESO era el diseño con SketchUp del nuevo edificio del IES La Patacona (que previsiblemente comenzará a construirse en breve), la construcción de una maqueta del mismo, a escala, y la automatización de su alumbrado con Arduino. Un proyecto precioso y muy ambicioso que el COVID-19 nos ha robado, en parte, junto con esa despedida personal que para mí era tan importante…

El 14 de marzo de 2020 el gobierno de España anunció el estado de emergencia sanitaria y con él la suspensión de las clases… ¿Qué hacer entonces con este proyecto 3? No era nada sencillo trabajar en él desde casa… Sin embargo, después de darle algunas vueltas, Jordi y yo decidimos seguir adelante con el proyecto, con nuestro compromiso personal de estar disponibles en todo momento para resolver las posibles dudas que surgieran en el desarrollo del mismo. Así que, adaptada a las especiales circunstancias del momento, esta fue finalmente nuestra propuesta del proyecto 3 para 4ESO. Diseñar con SketchUp el edificio del nuevo IES La Patacona, a partir de los planos originales y, dado que era imposible construir la maqueta físicamente, mejorar ese diseño inicial con SketchUp, trabajar el renderizado de ese diseño con Blender.

En la primera fase del proyecto dividimos el edificio en diferentes zonas y asignamos a cada un@ de los alumn@s una zona del edificio para que trabajara en su diseño con SketchUp a partir de los planos originales: plantas, alzados y secciones. Un trabajo muy complicado y exigente en tiempo y dedicación…

ALA NORTE DEL EDIFICIO

 

ALA SUR DEL EDIFICIO

ALA OESTE DEL EDIFICIO

 

GIMNASIO

PATIO

 

Como podéis ver en el vídeo, después de muchísimas horas de trabajo, muchísimas…

después de elaborar videotutoriales muy detallados explicando el proyecto paso a paso para que fuera posible trabajarlo de manera no presencial, después de muchísimos correos y videollamadas resolviendo dudas y trabajando (desde casa) sin descanso, nuestros chic@s, una vez más y como siempre, superaron el reto y consiguieron lo imposible… ¡Mirad el resultado de su trabajo en formato póster que ellos mismos han diseñado!

 

 

 

 

 

 

Cada uno de ell@s ha trabajado en la zona del edificio que le fue asignada y, entre tod@s, han conseguido diseñar el recinto completo. Un trabajo colaborativo que nos ha permitido iniciar la segunda fase del proyecto, darle un acabado más profesional al diseño del edificio renderizando las imágenes con Blender.

Así que en esta segunda fase del proyecto cada un@ de nuestr@s alumn@s ha trabajado el renderizado del edificio completo del nuevo IES Patacona… Para ello han tenido que importar en Blender el diseño desde SketchUp; definir diferentes tipos de materiales y texturas y asignarlos a cada uno de los componentes del edificio; definir las características del cielo y de la luz solar (posición del sol, intensidad…); crear puntos de luz para generar las vistas nocturnas; crear, definir y posicionar diferentes cámaras que capturen aquellas partes del edificio que ell@s querían mostrar… Como veis en las siguientes imágenes ha sido un proceso muy laborioso y complejo:

Y aquí tenéis el resultado de su magnífico y emocionante trabajo… Cada un@ ha definido, a su gusto, los materiales asignados a los diferentes componentes del edificio y después nos ha invitado a dar un paseo fotográfico por el mismo… Como podéis ver cada uno nos muestra pequeños detalles del edificio a lo largo de ese paseo virtual por el recinto, a diferentes horas del día, definiendo sus personales propiedades de iluminación…

 

 

 

“todo esto me parece tan hermoso y casi tan imposible que tenerlo ahí a mi alcance me llena de una especie de sauce interior, de una verde lluvia de delicia que no debería terminar más. Recaigo en la conciencia de que soy idiota, de que cualquier cosa basta para alegrarme de la cuadriculada vida…”

¡Chic@s, muchísimas gracias por todo lo vivido, para mi ha sido un precioso regalo compartir aula y vida con vosotr@s durante los últimos 4 años! Y, aunque el próximo curso ya no estéis en mi clase, quiero que sepáis que eso no significa que no estéis en mi vida… Quiero daros infinitas gracias por vuestro esfuerzo y dedicación en las últimas semanas, ha sido realmente emocionante veros trabajar tanto y tan bien desde casa… ¡Muchísimas gracias por tan bonito trabajo, volver a acercarme a él me alegrará siempre de la cuadriculada vida!

Un abrazo sincero y emocionado,

Elena